septiembre 24, 2006

Afirmativo: No está el jefe.

“No digo eso, lo que digo es que hay gente que parece estar programada para trabajar de empleado toda su vida, y otras estamos para otras cosas”. Palabras de mi gran amigo Iván, siempre me ha hecho pensar seriamente muchas cosas con sus palabras llenas de sabiduría e ironía.

En estos meses me he topado con dos de ese “tipo de personas” que a pesar de tener una sub-conciencia de que sus trabajos no son la gran cosa de la vida, fuerzan a su mente para que piense que en verdad su empleo es lo mas chingonsón de su existencia.


CASO 1: LOS GUARDIAS DE SEGURIDAD

¡Hijos de la madre, cuanto los odio! (sentimiento muy personal), a pesar que el 99.99% de ellos no terminaron la secundaria o primaria, algunos son deportistas frustrados (ejemplo los jugadores de futbol americano) o simplemente ancianos que por tener hijos mendigos tienen que andar buscando dinero para sobrevivir a su edad.

Hace poco uno de estos sujetos no nos dejó entrar a ver a mi abuela en su lecho de muerte pero si dejo escapar a una paciente loca hasta 4 cuadras. Su inteligencia es directamente proporcional a la calidad del seguro social,

Cerebro del guardia x calidad del seguro social = resultado.
nulo x 0 = error.

Tal vez sea el uniforme pedorro o el que traen macana o gas pero los hace sentir los guardianes de las puertas del cielo. No son “polecias”, ni tránsitos, ni son de la PGR, ni del FBI, ni de algún SQUAD, ni soldados, chinga ni ladrones de bancos; entonces por qué demonios creen que tienen el poder de decirnos “No puede estar aquí joven, muévase por favor”.

Entiendo que es su “trabajo“, pero todos sabemos hasta llegan nuestras obligaciones laborales (jejeje, los empleados de los super7 no). Pero cuando estoy en el banco apurado para pasar un cheque y el guardia me dice: “joven no puede estar aquí esta es la fila de X cosa“, ¡changos! como me caga eso, culero cabrón como no me dijo al entrar como cuando me cierra la puerta en “las narices” cuando llego 1 minuto tarde al cierre del banco. O cuando me estaciono en donde puedo cuando voy a entregar una factura a una empresa y cuando estoy entrando me dice:

“No se puede estacionar ahí joven”
Yo: “tons donde sabueso”
Guardia: “No se busque lugar allá afuera”
Yo: “sólo voy a dejar una factura no me tardo ni 1 minuto”
Guardia: “Negativo, no, nomas no se puede, mueva su carro por favor” mientras le da una sobadita a su macana/gas.

¡Hijo de la virgen erecta!, su trabajos es de espanta moscas, pero en su diminuta comprensión de la realidad cree que trae una espada de luz y protege el arca de Noé. ¿Qué podemos esperar de personas que sólo reciben órdenes?, Don rulo tiene razón al ponerles un ladrido cuando marcan a su ultra-naco-programa de radio, por que la mayoría de ellos lo son. Perros brutos que reciben órdenes y que solo están ladrando y jodiendo al que se deje.

Es como su venganza contra los ricos, como el EZLN urbano, se vengan de aquellos que tienen o son algo, para al final del día llegar y contarle a sus 1000 hijos sentados comiendo frijoles como Macario y levantarse el cuello azul diciendo: “hijos, hoy no deje que un licenciadillo se estacionara, me hizo caso el wey”. ¡Wow, que orgullo butch! como los caninos no desaparecerán mientras haya cosas que cuidar.

CASO 2: LAS SECRETARIAS EJECUTIVAS

Quiero aclarar que este tipo de secres es sólo un pequeño grupo de trabadoras de las teclas que ya son señoras casadas o viudas, la mayoría enamorada del jefe. Su trabajo es hacer la tuya un infierno.

Como su existencia es aburrida tratan de que la tuya lo sea. Vas a ver a un cliente y te hace esperar de adrede 30 minutos sentado hasta que le llaman para decir que estas ahí. ¡No mames! ¿No puede marcarle llegando? Y si el jefe dijo que estaba ocupado por qué no te dice cuanto va a tardad. Por una razón: LE CAGAS.

Le cagas por qué no te conoce, le cagas por que le pagan por quincena, le cagas por qué va a tener que ir el sábado a trabajar, le cagas por qué no le dieron permiso de salir temprano a ir a ver el final de la telenovela. Viven cagadas por todo y con todos, como son el eslabón para el cliente y lo saben desahogan su frustración contigo.

El grupo más joven de ellas (chavas guapas con cerebro extraviado) te tratan como si fueras su pretendiente, ¡moda’ foca! no entienden que no vas a verlas a ellas y su carota si no por dinero. Preguntas por el cliente y te responden como si te despreciaran una cita: “No, no está” …. ¿Y? “no está llega más tarde”…. ¿Y? “pues no está” … ok ya comenzó a oler a quemado, no más preguntas.

¿Por qué desahogan sus frustraciones o sus lujurias laborales de poder sobre nosotros?, hasta ahora tengo muchas teorías pero como dijo mi amigo Iván “hay otros que estamos para otras cosas” nunca los entenderé por qué no cuidaré puertas ni chismeare por teléfono.

Así yo si les dejo a ustedes mi frustración: “Como me cagan los guardias y las secres”.

1 comentario:

TrainTown dijo...

jajaja tienes razón! pero en eso de las secretarias ejecutivas hay sus excepciones, ¿te acuerdas de Poly?, ella aunque temerosa de su patrón el ingue su inge de mielda, era a toda madre!!! que habrá sido de ella?

Seguidores

Acerca de mí